Sector Textilero en México

Sector Textilero en México

Sector textilero en México sigue vivo

El sector textilero en México contribuye a una generación importante de empleos; constituyendo la entrada de padres de familia encargados de llevar el sustento a sus hogares. Y, a pesar de que marcas extranjeras han decidido comenzar a abrir tiendas en este país, los dueños de las maquiladores dicen no tener razones para preocuparse, pues están acostumbrados a la competencia y han sabido manejarla de tal manera que las empresas textileras se vean siempre beneficiadas por los cambios.

Moisés Kalach opina que “los industriales han pasado por distintas crisis y han sabido reinventar sus negocios para mantenerlos a flote”.

Empresas como American Eagle, GAP, Forever 21, entre muchas otras empresas norteamericanas comenzaron a abrir filiales en México, para poder competir en este demandante mercado, ya que se vieron beneficiadas con la desaparición de aranceles adicionales que anteriormente se cobraban para las prendas importadas de China, donde se produce la mayor parte de la producción de estas cadenas. Lo cual significó la generación de un alto volumen de producción de prendas, así como beneficiarse por la clara preferencia de los consumidores del país por estas marcas, lo que les ha traído numerosas ganancias.

Sin embargo, el sextor textilero en México sigue generando entradas al país, con una aportación de un 4.5% del Producto Interno Bruto  manufacturero. Contando con alrededor de 9,000 empresas nacionales.

“Si bien la competencia es grande para las empresas textiles, los comerciantes siempre se han caracterizado por descubrir nuevas maneras de reinventarse y hacer crecer sus negocios a base de nuevas propuestas a los consumidores mexicanos, además de seguir esforzándose para que sus negocios crezcan, un ejemplo de esto es Grupo Denim, que se abre camino en el mercado, además de estar en constantes negociaciones con nuevos clientes y seguir generando empleos para los laguneros”, comentó Salomón Juan Marcos Villarreal.