El Capital y su Equivalencia

El Capital

 

El Capital a través del Tiempo

En cualquier tipo de entidad, ya sea fisica o moral, siempre se presenta el movimiento de el capital. Una persona fisica que es económicamente activa, percibirá dinero por su trabajo y gastará todo o parte de ese monto para comprar satisfactores que le permitan vivir. En el caso de una persona moral, es decir, empresas o instituciones, el movimiento del dinero es más evidente, ya que su actividad diaria implica el movimiento de dinero. Así, comprará materias primas o servicios, los transformará y a su vez venderá esos productos o servicios a otras empresas o a personas fisicas. Cualquiera de esas actividades implica dos formas de usar el dinero: la primera ocurre dentro de la organización, es decir, cuando se percibe dinero por la venta de sus productos o servicios; la segunda forma de usar el dinero tiene lugar hacia fuera de la organización, cuando ésta paga por cualquiera de los insumo s que ha consumido o por los que va a necesitar para la elaboración de productos o la prestación de servicios.

El gran problema que siempre ha existido con el manejo del dinero es que su valor cambia con el paso del tiempo. El cambio de valor quiere decir cambio de poder adquisitivo. Es muy sencillo comprobar esto: tenga a la mano $1 000 unidades de su moneda local, llámese pesos, australes, reales, dólares, euros, etc., y compre en un mercado cierta cantidad de productos, por ejemplo, n kg de carne, n litros de leche, etc. Deje pasar unos meses y después regrese con las mismas $1 000 unidades monetarias, lo más seguro es que comprará una cantidad menor de los mismos productos que adquirió inicialmente. Lo anterior indica un cambio en el poder adquisitivo del dinero. Asimismo, este cambio será proporcional con la inflación que haya prevalecido en la economía de aquel país durante el periodo considerado