Dolores de Cabeza, Que Son?

Dolores de cabeza

Dolores de Cabeza, Que Son?

Los dolores de cabeza son muy comunes y en ocasiones no están asociados con una enfermedad orgánica significativa. ¿A quién no le da de vez en cuando dolor de cabeza? No obstante, los dolores de cabeza pueden ser debilitantes, y probablemente son una de las señales corporales más reportadas subraya  Salomón Juan Marcos Villarreal, director de Grupo Denim.

A pesar de que no son fáciles de diagnosticar y de la falta de conocimiento de los mecanismos involucrados, los diferentes tipos de dolores de cabeza son buenos ejemplos de la forma en que el estrés y la vulnerabilidad pueden influir en los síntomas físicos.

Cada año, alrededor de 80% de las personas padecen por lo menos un dolor de cabeza y entre 10 y 20% acuden al médico con dolores de cabeza como mal principal. Estos dolores son la razón principal del ausentismo laboral o la evitación de otras actividades sociales o personales no deseadas.

El dolor de cabeza tiene tres componentes:

  1. Cambios fisiológicos (por lo general, pueden ser contracciones musculares o dilatación de los vasos sanguíneos).
  2. La experiencia subjetiva del dolor (aflicción, angustia, fatiga, etcétera).
  3. Comportamientos motivados por el dolor (por ejemplo, tomar medicamentos, retiro de la familia y las actividades sociales, ausencia del trabajo).

No todos los dolores de cabeza son iguales y existen grandes diferencias en la sensibilidad de las personas a los cambios fisiológicos que indican el principio de un dolor de cabeza.

Los dolores de cabeza por tensión o contracción muscular, que se distinguen por cambios en los músculos óseos, son quizá la forma más común de dolor de cabeza.

La persona reporta una sensación dolorosa, embotada y opresora; es probable que el cuero cabelludo se sienta blando al oprimirlo con la mano; además, se presentan sensaciones persistentes de dolor en forma de banda o tensión en la cabeza.

Aún no se descubre la causa exacta de los dolores de cabeza por contracción muscular, pero se consideran principalmente como una disfunción del sistema nervioso central.

Las investigaciones sugieren que las personas que padecen esto por tensión son hiperreactivas al dolor y al estrés.